Comunicación del León Marino

Comunicación del León Marino

Comunicación del León Marino

La comunicación es un proceso de vital importancia para la supervivencia animal. Tanto animales terrestres como marinos, utilizan procesos comunicativos con el fin de resolver alguna necesidad o huir del peligro.

Los leones marinos son ruidosos y muy comunicativos, especialmente los de la especie California (Zalophus californianus), que se encuentran entre los más vocales de todos los mamíferos del mundo. Emplean vocalizaciones y movimientos corporales de acuerdo a la situación en la que se encuentren y al individuo al que se dirijan.

Los leones marinos de California se encuentran entre los mamíferos más vocales del mundo.

Por ejemplo, una madre es muy agresiva hacia los intrusos poco antes y después del parto, pero es muy afectiva y atenta con su cría, con la que mantiene contacto físico y reconoce fácilmente por medio de sonidos vocales. El recién nacido realiza sonidos para llamar la atención de su progenitora, ya sea por sentirse amenazado o para indicar que tiene hambre. La madre produce fuertes ruidos similares a una trompeta, lo que genera una respuesta casi instantánea de su pequeño.

Por otro lado, dos machos dominantes efectúan otros tipos de sonidos con significado de advertencia y agresividad. Ellos utilizan continuamente la comunicación vocal para indicar su conducta sexual, territorialidad y disposición para enfrentarse a otro contrincante. Esto se da en mayor medida durante la temporada reproductiva, ya que concluida esta, se vuelven más sumisos y menos ruidosos.

Sistema de comunicación de los leones marinos.

Vocalizaciones de un león marino de California.

El proceso comunicativo de los leones marinos es efectivo dentro y fuera del agua. Se identifica una amplia gama de frecuencias de pulso con diferentes duraciones e intensidades. Los científicos señalan que cada individuo tiene una vocalización distinta a la de otro compañero.

Bajo el agua, un león marino puede realizar ladridos, gemidos, gruñidos, chillidos y rugidos, los cuales son detectados por otros miembros que lo rodean. Los leones marinos de Steller se comunican a base de vocalizaciones que suenan como rugidos mientras los ejemplares de California realiza sonidos muy similares a ladridos.

No solo las vocalizaciones participan en la comunicación de los otarinos, también las señales olfativas juegan un papel importante para ellos, y esto puede observarse mayormente entre las madres y sus crías quienes también se reconocen entre ellas por su aroma único.

Otra forma de comunicarse es por medio de la vista, pues los machos adoptan posturas que demuestran presencia y dominio ante los demás. Una postura muy común es cuando levantan la cabeza hacia arriba, quedando con el cuello erguido, dando la impresión de estar muy “orgullosos” de sí mismos.

También las señales olfativas juegan un papel importante dentro de su comunicación.

Ser humano

Una razón por las cuales los leones marinos (principalmente los de California) son elegidos para formar parte del entretenimiento de parques acuáticos, es por su capacidad para gesticular y adoptar movimientos antropogénicos, como “aplaudir”, “saludar”, “dar besos” y hasta poner su cuerpo en posición vertical apoyándose sobre sus aletas traseras. Esta es una parte muy polémica que trataremos en otro de nuestros artículos; no obstante, estos pinnípedos demuestran su gran capacidad para comunicarse, socializar y aprender de los demás.