Estructura Social del León Marino

Estructura Social del León Marino

Estructura Social del León Marino

Los organización social de los leones marinos podría parecer caótica, pues las colonias son ruidosas y están esparcidas por doquier, pero lo cierto es que estos animales mantienen jerarquías y órdenes sociales que involucran a cada uno de los individuos.

Se rigen bajo la poliginia y los machos se preparan con anterioridad a la temporada de reproducción, comiendo grandes cantidades de alimento para sobrevivir sin problema alguno durante los días que se mantendrán sin ir de caza para proteger su territorio y su grupo de hembras.

Esta agrupación de hembras se conoce como harén, en el que un solo macho dominante intenta reunir el mayor número de leonas marinas que le sea posible, contando al final con 15 o 16 de ellas, sin contabilizar a sus crías jóvenes. Así que un gran espacio territorial puede estar conformado por decenas de harenes.

En algunas especies suelen desatarse disputas entre machos residentes y machos invasores por el acceso a las hembras.

En algunas especies suelen desatarse disputas entre machos residentes y machos invasores por el acceso a las hembras, pero los primeros hacen lo posible por defender su dominio y mantener a los miembros femeninos en sus límites territoriales. Rara vez son mortales, pero sí llegan a lesionarse y a dejarse heridas que corren el peligro de infectarse. Los grandes leones marinos son los que tienen mayor grado de dominancia que los anatómicamente más pequeños.

Los individuos jóvenes que aún no son lo suficientemente maduros para enfrentarse a los más grandes, forman grupos que van desde 10 hasta 40 integrantes, los cuales poco a poco van abandonando esta agrupación para enfrentarse a los machos dominantes, conseguir hembras y ejercer su dominio con una nueva posición social.

Organización social de los leones marinos.

Machos durante una batalla. Columbia River Bay, Oregon.

Los lobos marinos de las Galápagos (Zalophus wollebaeki) viven en grandes grupos sociales de hasta 30 individuos, conformados por hembras maduras, crías y un macho dominante, el cual es muy territorial y agresivo con los intrusos. Ellos tienden a mantener ese territorio de un par de días a semanas enteras, antes de ser desplazados por otro macho dominante.

El león marino de Steller (Eumetopias jubatus) se agrupa en grandes y muy ruidosas colonias cuando permanecen en tierra, pero en el mar suelen agruparse como máximo 12 individuos. A diferencia de otros tipos de leones marinos, los machos Steller no forman harenes, sino que controlan espacios territoriales en donde solo las hembras tienen derecho a transitar.

Los machos se vuelven agresivos en temporada reproductiva, desatando batallas para ganarse el derecho de aparearse con las hembras.

En el caso del lobo marino sudamericano (Otaria byronia), los grupos sociales están conformados por varias hembras y uno o varios machos defendiendo la propiedad, “patrullando” la zona, ahuyentando a los intrusos y anunciando su presencia por medio de vocalizaciones. Los machos se vuelven agresivos en temporada reproductiva, desatando batallas para ganarse el derecho de aparearse con las hembras. Ellos mantienen sus territorios de 2 a 3 temporadas de apareamiento antes de que otro dominante llegue a despojarlos.

El Otaria byronia puede reunir hasta 18 hembras en su área, sin contar a las pequeñas crías que las acompañan y que muchas veces sufren las consecuencias de las peleas entre miembros masculinos, pues son aplastadas y asfixiadas sin que la madre pueda hacer algo.

Los lobos marinos de California (Zalophus californianus) son especies que se alimentan ya sea de forma individual o en grupos cuando el número de presas es abundante. Como otros leones marinos, los machos adultos se vuelven más agresivos en la temporada reproductiva, luchando unos con otros por cuestiones territoriales.

Se ha podido observar comportamientos de altruismo en leones marinos, especialmente en los de la especie australiana (Neophoca cinerea) pues si una madre muere y deja desamparada a su cría, otra hembra puede protegerlo hasta que alcance la independencia. Se les conoce por ser “niñeras” muy atentas y cuidadosas con todos los recién nacidos y jóvenes crías, sin importar si son propios o no, aunque, cabe mencionar, que también existen hembras que pueden llegar a ser indiferentes con los pequeños.

Harenes de leones marinos.

Macho con su harén.

Las jerarquías sociales del lobo marino de Nueva Zelanda (Phocarctos hookeri) son muy evidentes, pues el macho dominante es quien tiene derecho de reproducción con las hembras, evitando que jóvenes inmaduros puedan aparearse. Son animales sociales pero muy territoriales.

En general, los machos no participan en la protección o crianza, y aunque no son considerados hostiles, algunas veces se presentan infanticidios, donde las crías mueren violentamente tras repetidas mordeduras y fuertes sacudidas.

Horas de sueño

Los leones marinos pueden dormir tanto en el día como en la noche y dentro o fuera del agua. En tierra es común verlos durmiendo con sus rostros tapados con las aletas y en grandes grupos sin espacio personal, es decir, visiblemente amontonados y “abrazados”, lo que les aporta calor cuando el clima no es tan caluroso como de costumbre.