Leones Marinos en Peligro de Extinción

Leones Marinos en Peligro de Extinción

Leones Marinos en Peligro de Extinción

Todos nosotros estamos conscientes de los peligros que rodean a la fauna mundial. Ya sea por cuestiones naturales o por la mano del hombre, este importante reino pierde cada año al menos a un integrante de la lista.

A pesar de que no todas las especies de leones marinos están al borde de la extinción, ninguno queda exento de las múltiples amenazas que abundan en su medio natural.

Dos especies que corren menor peligro son Otaria byronia y Zalophus californianus, mejor conocidas como lobo marino sudamericano y león marino de California. Ambas están dentro de la categoría de Preocupación Menor según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

La caza por parte de nativos sudamericanos (en el caso de Otaria byronia), la caza furtiva de la especie californiana, la pesca de arrastre que disminuye la disponibilidad de alimentos y los contaminantes, son las principales causas del declive de población de estos leones marinos.

Como especie Casi Amenazada, tenemos al león marino de Steller, quien desde siglos atrás ha sido perseguidos para su carne y piel básicamente. Aunque las causas de su descenso actual se desconocen, se cree que son tres las razones principales: cambio climático, conflictos con la pesca comercial y depredación por parte de las orcas.

El león marino australiano y el león marino de las Galápagos son especies en peligro de extinción.

El león marino de Nueva Zelanda es quien continúa en la lista con su clasificación como especie Vulnerable, lo que significa que se encuentran justo en medio, entre los más amenazados y entre los que no corren peligro. La caza que ha sufrido desde los primeros colonizadores europeos y los nativos de la región, fueron los inicios de su disminución como especie. A eso aunamos la captura incidental y las enfermedades que arrasan con colonias enteras.

Subiendo de nivel, encontramos al león marino australiano y al león marino de las Galápagos, siendo los dos representantes de animales en Peligro de Extinción. ¿Las razones? La caza furtiva para la obtención de piel, carne y huesos, entre otras partes corporales, los conflictos con pescadores, los enredos en materiales pesqueros como redes y cuerdas, la perturbación en su hábitat natural por parte del turismo, y causas naturales como el fenómeno climático conocido como El Niño, que provoca la muerte de los individuos por enfermedades e inanición al no disponer de su alimento marino.

Finalizamos haciendo mención a la especie que ya no forma parte de los animales actuales. Este es el león marino del Japón (Zalophus japonicus) quien no ha sido visto desde finales de la década de los 50’s. Algunos pobladores aseguran haber visto algunos ejemplares en aguas coreanas, pero tal hecho no ha podido ser confirmado. La pesca y la caza excesiva causaron su extinción.

Los tiburones, las orcas y perros salvajes son sus enemigos más frecuentes, pues a pesar de que estos pinnípedos muestran una gran habilidad en el agua, son superados muchas veces por sus contrincantes quienes los superan en fuerza, ferocidad, energía y técnica de captura.

Los tiburones, las orcas y perros salvajes son sus enemigos más frecuentes.

La depredación natural es una causa importante que reduce el número de habitantes en las colonias de leones marinos, pero esto no representa la peor de las amenazas, pues el porcentaje es mínimo comparado con las consecuencias masivas que trae consigo el cambio climático, la contaminación oceánica y la disminución alarmante de peces y organismos marinos a causa de la pesca industrial.

Rollerball es un producto de la innovación tecnológica conocida generalmente como pesca inteligente. Se espera que esa red sustituya a los arrastreros tradicionales que destruyen todo a su paso y que no permiten una selección más cuidadosa de las especies que sí son de su interés, pues las que no son comerciales se regresan sin vida al mar. Con Rollerball se espera que los daños se reduzcan alrededor de un 15 % y que con ello se beneficie a otras especies que dependen de los peces y otros animales marinos para sobrevivir.

Infórmate sobre planes de conservación para leones marinos que se lleven a cabo en tu ciudad o país y únete a la causa. Si no existe alguno, sé parte de los movimientos que se realizan en otras latitudes del planeta. Varias organizaciones ambientalistas cuentan con campañas y próximos proyectos para la preservación de estas hermosas especies, indispensables para el equilibrio del ecosistema marino, y ¿por qué no? Para embellecer las costas rocosas de varias partes del mundo.