Lobo Peletero de las Galápagos

Lobo Peletero de las Galápagos

Lobo Peletero de las Galápagos

Arctophoca galapagoensis

Esta bella criatura es endémica de las islas Galápagos, razón por la que también es conocida como lobo fino de Galápagos.

Descripción

Son los otarios más pequeños y con menor diferencia física entre géneros sexuales.

Los machos adultos miden apenas 1.5 m de longitud y pesan alrededor de 64 kg. Las hembras, quienes presentan menores dimensiones, miden 1.2 m de largo y registran tan solo 28 kg de peso.

Son cortos, de hocico puntiagudo, ojos grandes y orejas muy notables.

La coloración de las crías es muy oscura, luciendo incluso de color negro, mientras los adultos son de marrón claro a marrón oscuro y gris. Los machos están cubiertos por pelos más abundantes en la parte del cuello, algo que los hace lucir más voluminosos.

Su hogar se caracteriza por estar rodeado de volcanes activos; algunos sufren quemaduras por los flujos de lava.

Distribución y hábitat

Se distribuyen a lo largo y ancho de todo el archipiélago Galápagos, donde la gran mayoría de las colonias de crianza se encuentran en las partes del occidente y norte. Permanecen muy cerca de sus colonias y las hembras realizan viajes cortos poco antes de la temporada de nacimientos, pero esto no los convierte en animales migratorios.

Su hogar se caracteriza por estar rodeado de volcanes activos, los cuales al hacer erupción pueden afectar la salud de estos pinnípedos. Algunos sufren quemaduras graves por los flujos de lava.

Comportamiento

A diferencia del resto de los lobos y leones marinos, quienes dividen la mitad de su tiempo en el agua y la otra mitad en la tierra, los peleteros de las Galápagos pasan un gran porcentaje de su tiempo fuera del mar.

Pasan un gran porcentaje de su tiempo fuera del mar.

Acostumbran asearse sobre las rocas y tomar descansos en espacios que no estén repletos de otros lobos marinos. Se protegen mucho de los rayos solares y evitan el calor recostándose en sitios sombreados y dentro de cuevas.

Los machos se vuelven agresivos y muy territoriales durante la temporada reproductiva, pues defienden áreas personales de hasta 200 m2, alejando a los intrusos que desean ocupar el lugar.

Características del lobo peletero de las Galápagos.

Lobo peletero de las Galápagos – Arctocephalus galapagoensis / Autor de la imagen: D. Gordon E. Robertson.

Alimentación

Realizan inmersiones entre 10 y 50 m para cazar, esto generalmente en horas nocturnas. 115 m de profundidad ha sido el mayor registro de inmersión en esta especie durante 5 minutos.

Su alimento predilecto es el calamar y varias especies de peces.

Reproducción

Los machos son polígamos, pues acostumbran aparearse con más de una hembra (aproximadamente 10) y defender tanto su territorio como su harén, pero las observaciones realizadas señalan que no son muy buenos ni agresivos al momento de la defensa, ya que algunos machos son capaces de aparearse dentro del territorio de su rival.

Dan a luz a una sola cría con un peso de 3.4 a 3.8 kg.

Los apareamientos se producen una vez al año, tiempo en el que se completa todo el embarazo. Cabe aclarar que un año no es el tiempo para el desarrollo de un embrión de lobo peletero de las Galápagos, sino que esto incluye los meses de retraso de implantación.

Cuando las hembras llegan a las colonias, dan a luz a una sola cría con un peso de 3.4 a 3.8 kg, a la cual alimentan con leche nutritiva que le aportará la grasa que necesita. De cinco a diez días después, la madre ya está lista para aparearse, dando inicio nuevamente al ciclo reproductivo.

Por lo regular el destete ocurre en los primeros 18-36 meses de vida de una cría, pero en la mayoría de los casos, esto deja de hacerse hasta los tres años, algo que puede ser problemático para los hermanos que no han terminado de destetarse y tienen que compartir el alimento natural con sus nuevos hermanos.

Amenazas

Como enemigos naturales tienen a las orcas, tiburones y perros domésticos.

Años atrás, a principios del siglo XX esta especie estaba al borde de la extinción, pues los cazadores de pinnípedos y ballenas no escatimaban en sus números de matanzas diarias y las acciones para levantar las cifras de individuos parecía perdida, pero afortunadamente esto pudo resolverse.

Estado de conservación: en Peligro de Extinción.

Ahora, la principal amenaza actual para este otarino es el fenómeno de El Niño, pues las condiciones ambientales se vuelven inestables y las consecuencias repercuten en la vida de los lobos finos de las Galápagos.

La contaminación, el calentamiento oceánico y los enredos en materiales pesqueros no ayudan a que esta criatura pueda salir de su alarmante estado de conservación establecido por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN: EN, por sus siglas en inglés, Endangered o En Peligro de Extinción.